Responsive Menu
Add more content here...

Melocotón: propiedades y beneficios –

Rico en agua y sales minerales (entre ellas potasio), el melocotón es la fruta perfecta para combatir el riesgo de deshidratación en verano. Entre sus ventajas está el apoyo a la digestión y la diuresis, por lo que se recomienda la pesca para quienes sufren de estreñimiento intestinal e insuficiencia renal. También contiene pocas calorías.

Además del calor, el verano trae mucha fruta fresca: entre junio y septiembre, los melocotones son imprescindibles. Disponibles en diferentes variedades (amarilla, blanca, nectarina, percal, etc.), estas frutas son un verdadero concentrado de nutrientes esenciales para el organismo. En resumen, los melocotones son perfectos para una merienda saludable, especialmente cuando el calor del verano es abrumador.

calorías

Al igual que otras frutas de verano, los melocotones son bajos en calorías: unas 30 calorías en 100 gramos. Esta característica, unida a un buen contenido en fibra, lo convierte en un alimento especialmente indicado para quienes desean controlar su peso. Está claro que los melocotones en almíbar tienen un consumo energético muy superior, más del doble que los productos frescos (alrededor de 60 calorías por cada 100 gramos).

Valores nutricionales

En 100 gramos de melocotones (sin cáscara), los valores nutricionales que encontramos son los siguientes:

  • Agua: 90,7g
  • Energía: 30 kcal
  • Energía: 126kJ
  • Proteína: 0,8 g
  • Lípidos: 0,1 g
  • Colesterol: 0mg
  • Carbohidratos disponibles: 6,1 g
  • Almidón: 0g
  • Azúcares solubles: 6,1 g
  • Alcohol: 0g
  • Fibra Total: 1.6g
  • Fibra soluble: 0,87 g
  • Fibra insoluble: 0,71 g
  • sodio: 3 mg
  • Potasio: 260 mg
  • Calcio: 8 mg
  • Magnesio: 9mg
  • Fósforo: 20 mg
  • Hierro: 0,4 mg
  • Cobre: ​​0,04 mg
  • Cinc: 0,35 mg
  • Tiamina: 0,01 mg
  • Riboflavina: 0,03 mg
  • Niacina: 0,5 mg
  • Vitamina C: 4mg
  • Vitamina A Equivalente de retinol: 27 μg
  • Alfa caroteno: 0 μg
  • Betacaroteno: 94,3 μg
  • Criptoxantina: 0 μg
duraznos
Melocotón: Propiedades y Beneficios 3

Beneficios

El melocotón es más del 90% de agua, mientras que el resto es en su mayoría azúcares simples, poca proteína y muy poca grasa. Esto lo convierte en un calmante de la sed y, por lo tanto, en un importante aliado para combatir el riesgo de deshidratación y fatiga cuando la temperatura aumenta significativamente. Sí, porque los duraznos también son una gran fuente de minerales y vitaminas. Los primeros incluyen calcio, fósforo, magnesio y especialmente potasio, que es importante para equilibrar el sodio en el cuerpo y regular la presión arterial.

En cuanto a las vitaminas, un alto porcentaje de ácido ascórbico, o vitamina C, tiene un efecto antioxidante (ayuda a contrarrestar los efectos de los radicales libres y previene el envejecimiento celular), fortalece el sistema inmunológico y favorece la absorción de hierro.

Los duraznos también contienen otro antioxidante, el betacaroteno, que, entre otras cosas, le da a la pulpa y la piel su color distintivo. Es un conocido precursor de la vitamina A, un micronutriente liposoluble que tiene efectos beneficiosos para la vista y la salud de la piel y las mucosas.

El melocotón también tiene propiedades diuréticas y se recomienda para personas que sufren de insuficiencia renal. No solo eso, es un alimento de fácil digestión. Un buen contenido en fibra ayuda a regular el peristaltismo intestinal. En general, la pesca ayuda al tránsito intestinal y regula la actividad del sistema digestivo hasta tal punto que se considera un valioso agente contra el estreñimiento.

Contraindicaciones

Comer melocotones no tiene contraindicaciones especiales (incluso durante el embarazo, por el contrario, se les pide a las futuras madres que incluyan melocotones en su dieta). Dado su índice glucémico medio-bajo, los melocotones pueden incluirse en la dieta de personas que padecen niveles elevados de azúcar en sangre. Sin embargo, se debe tener en cuenta que estas frutas son una fuente de salicilatos naturales y pueden causar reacciones pseudoalérgicas, muy similares en síntomas a las alergias reales, excepto que, a diferencia de estas últimas, no ven un efecto sobre el sistema inmunológico. Por último, comer melocotones en grandes cantidades puede tener un efecto laxante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.