Responsive Menu
Add more content here...

¿Es seguro comer sandía durante el embarazo?

Consumir sandía durante el embarazo es una necesidad básica tanto para la madre como para el bebé. Porque esta fruta rosada y apetitosa es capaz de calmar las náuseas matutinas y apoyar la salud saludable de su bebé. Comer sandía durante el embarazo es bueno. Debido a que la fruta tiene un contenido de agua del 92 %, mantiene a la futura mamá hidratada y libre de acidez o reflujo ácido. Por ello, se considera una de las mejores frutas del verano. También enriquece el cuerpo con fibra, vitaminas y minerales. Además, la sandía es una buena fuente de licopeno. Después de los tomates, es un antioxidante que es anticancerígeno y previene enfermedades cardiovasculares.

Información nutricional de la sandía durante el embarazo:

Los estudios de investigación han demostrado que una taza de sandía cortada en cubitos para mujeres embarazadas contiene 43 gramos de calorías, 11 gramos de carbohidratos, 2 mg de sodio y 1 gramo de fibra. Sin embargo, esta fruta también es una buena fuente de vitaminas y ofrece un 17% de vitamina A, un 21% de vitamina C, así como una pequeña cantidad de hierro y calcio. Esta fruta también contiene riboflavina, niacina, ácido fólico, ácido pantoténico, potasio, zinc, cobre, magnesio y otros micronutrientes. Un estudio publicado por la Junta Nacional de Promoción de la Sandía encontró que la sandía contenía más licopeno en comparación con otras frutas y verduras. Además, te sorprenderá saber que esta fruta no contiene grasa. Así que tenga una dieta de embarazo feliz sin preocuparse por el sobrepeso.

¿Es seguro comer sandía durante el embarazo?

Sí, comer sandía durante el embarazo es seguro y beneficioso tanto para la futura madre como para el bebé por nacer. Asimismo, consumir sandía para mujeres embarazadas, especialmente en el último trimestre del embarazo, es muy rentable para ella, ya que tiene un carácter diurético, lo que le permite reducir el sobrepeso ganado durante este período. El consumo de sandía también alivia la hinchazón de los pies en mujeres embarazadas que se desencadena debido al aumento de peso del agua.

Ver más: ¿Puedo comer berenjena durante el embarazo?

Beneficios de la sandía para el embarazo:

Cuéntanos sobre los beneficios de la sandía para el embarazo.

1. Problemas con la acidez estomacal:

Las mujeres embarazadas generalmente sufren de estos problemas digestivos, incluidos problemas de acidez y acidez estomacal. Y consumir sandía brinda propiedades refrescantes que se enfocan en aliviar tales condiciones y brindar un alivio inmediato.

2. Náuseas matutinas:

Las propiedades energizantes de la sandía también resuelven el problema de las náuseas matutinas, así que comience el día con jugo de sandía fresca.

3. Previene la hinchazón:

El alto contenido de agua de la sandía también ayuda a reducir la obstrucción de las venas y previene la hinchazón. También mantiene el cuerpo hidratado y reduce el riesgo de parto prematuro debido a contracciones tempranas.

4. Problemas estomacales:

El consumo de sandía durante el embarazo alivia el estómago y las dolencias relacionadas con el esófago en la futura madre.

5. Desarrollo del cuerpo del niño:

El alto contenido de calcio y potasio en esta fruta también apoya el desarrollo del cuerpo del feto, y la presencia de betacaroteno promueve una visión saludable, protegiendo la córnea.

6. Además, los beneficios de comer sandía durante el embarazo también ayudan a eliminar las bacterias atascadas en el tracto urinario y liberan a su cuerpo del dolor al orinar.

7. Problemas como erupciones por calor, estreñimiento y calambres musculares también se pueden tratar consumiendo sandía durante el embarazo.

8. Prevenir la pigmentación:

También se ha demostrado que el consumo regular de sandía durante el embarazo es beneficioso para tratar los problemas de pigmentación.
El contenido de licopeno de la sandía también fortalece la inmunidad y minimiza la preeclampsia accidental en un 50%.

9. Además, esta fruta también suaviza las deposiciones y facilita la digestión de los alimentos; como resultado, la piel es suave como la seda.

10 El color de la sandía es rojo debido a la presencia de licopeno en esta fruta. El consumo de frutas y verduras que contienen este antioxidante juega un papel muy importante durante el embarazo. El licopeno de la sandía reduce el riesgo de preeclampsia durante el embarazo, que se considera peligroso tanto para la madre como para el bebé.

11 Otros beneficios de la sandía en el embarazo se derivan de la presencia de los aminoácidos que contienen citrulina y arginina, responsables de mantener el flujo sanguíneo.

12 Sin embargo, la sandía no contiene colesterol, grasa ni sodio para mantener el corazón sano. También ofrece alrededor de 80 calorías por porción y apoya la recuperación de energía después de las sesiones de entrenamiento. Mejora del rendimiento corporal.

No importa cómo comas esta fruta; en forma sólida (charlas de frutas, ensaladas e incluso nachos) o en forma líquida (jugos o refrescos) siempre beneficiará a tu cuerpo y asegurará un crecimiento saludable también para tu bebé.

Ver más: Chirimoya está embarazada

Efectos secundarios de la sandía durante el embarazo:

Comer sandía en exceso durante el embarazo puede provocar posibles efectos secundarios:

1. Diarrea:

Los niveles elevados de agua pueden provocar visitas frecuentes al baño y causar deshidratación.

2. Nivel alto de glucosa:

El contenido de azúcar del jugo de sandía puede elevar los niveles de glucosa en sangre

3. Latidos cardíacos irregulares:

El aumento de potasio puede provocar latidos cardíacos irregulares y presión arterial.

El embarazo es el momento más hermoso de tu vida. Esta fase es cuando a menudo estamos llenos de información innecesaria. Deje sus preocupaciones a un lado y hable con su médico si tiene alguna pregunta. Coma una dieta saludable en porciones moderadas y trate de usar alimentos naturales que beneficiarán a su cuerpo.

Cómo consumir sandía durante el embarazo:

La sandía es buena para las mujeres embarazadas y se puede comer de muchas maneras.

1. Jugo o cócteles sin alcohol:

Se puede comer directamente entero cuando se corta en cubos o se bate en jugo o cócteles sin alcohol. El jugo de sandía también se puede congelar para hacer una paleta de sandía y se puede usar para hacer jaleas de sandía. Además, también se puede comer como ensalada o como salsa.

2. Limonada De Sandía:

¡La limonada de sandía es considerada uno de los jugos más refrescantes! Se puede preparar con cuatro tazas de sandía cortada en cubitos, media taza de jugo de limón fresco, azúcar, agua fría y unos cubitos de hielo. La preparación de este jugo comienza mezclando sandía cortada en cubitos, y luego un vaso de agua crea un jarabe de azúcar. Ambas mezclas se mezclan y se mezclan con jugo de limón, agua y cubitos de hielo.

La paleta de sandía se puede preparar de la misma manera, pero la única diferencia es que el helado se congela con jugo de sandía y agua.

3. Gelatinas de sandía:

Además, para la preparación de las gelatinas de sandía necesitarás 3 vasos de jugo de sandía, 100 g de gelatina, azúcares blancos, jugo de limón fresco y aceite de canola. Inicialmente, la gelatina se mezcla con el líquido y se deja reposar hasta por 5 minutos. El resto del líquido se calienta y se mezcla con los azúcares; luego se agregaron el jugo de limón y la mezcla de gelatina para hacer una mezcla espesa. Luego, esta mezcla se transfiere a una fuente para hornear previamente engrasada y se enfría.

4. Salsa de sandía:

¡Finalmente, la salsa de sandía es otro plato muy sabroso y delicioso que satisfará tus necesidades de hambre! Solo tienes que mezclar la sandía con otras ensaladas de verduras como pepino, mango, cebolla y hojas de albahaca, añadir la ralladura de lima y mezclar bien. Luego agregue jugo de lima, azúcar, sal y pimienta al gusto. Disfruta tu salsa con nachos o papas fritas.

En general, consumir sandía durante el embarazo beneficia tanto a la mujer como a su bebé en desarrollo. Solo inicia la saciedad pero ayuda con muchos beneficios para la salud. Se ha demostrado que un alto contenido de agua es beneficioso y necesario para las mujeres, ya que apoya el proceso de hidratación del huésped. Además, la presencia de micronutrientes en esta fruta, que son minerales y vitaminas esenciales, también favorece el crecimiento y desarrollo del feto. Por lo tanto, una mujer embarazada debe comer sandía para apoyar el crecimiento y desarrollo tanto de su cuerpo como del feto.

Ver más: ¿Se puede comer papaya durante el embarazo?

Preguntas y respuestas frecuentes:

Q1. ¿Puedo comer sandía por la noche durante el embarazo?

A: Cualquier fruta es generalmente buena para la dieta y la salud nutricional. Sin embargo, se recomienda no comer esta fruta por la noche antes de acostarse. Esto se debe a que la sandía es ácida por naturaleza y es posible que no se digiera correctamente si se come por la noche.

Q2. ¿Puedo comer semillas de sandía durante el embarazo?

A: Mientras que muchos de ellos tiran y desechan las semillas de sandía. Por lo general, están llenos de vitaminas y nutrientes. Son de gran beneficio tanto para la futura madre como para el desarrollo del feto. Hay una gran cantidad de vitamina C que fortalece el sistema inmunológico tanto de la madre como del feto.

Q3. Mi médico me pidió que limitara mi consumo de sandía durante el primer trimestre. ¿Esta bien?

A: Aunque, por lo general, la sandía es segura durante cualquier trimestre del embarazo. Depende de su estado de salud y los requisitos de su cuerpo. Algunas mujeres embarazadas tienen problemas de salud o necesidades nutricionales específicas. En función de esto, puedes sugerir frutas específicas y limitar otras a diario.

Categorias:
Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.