Responsive Menu
Add more content here...

Cómo mantener la digestión y el estómago saludables

¿Tienes problemas estomacales? ¿Quieres mantener tu estómago saludable? ¡Si es así! Entonces este articulo es para usted. Notarás que las dietas afectan directamente nuestros intestinos y una porción extra del sistema digestivo. Recuerde que su nivel de vida, así como sus elecciones de alimentos, pueden interferir con la forma en que su cuerpo digiere las dietas que consume. Por eso, hoy en este artículo te presentamos algunos consejos importantes para mantener tu estómago sano.

El sistema digestivo es responsable de descomponer los alimentos que ingieres en los nutrientes que tu cuerpo necesita. La incertidumbre de que estás ignorando tu condición estomacal puede hacer que tu cuerpo tenga dificultades para digerir los alimentos, y también te fascinan estos nutrientes.

Cómo mantener tu estómago saludable:

Ahora, hemos enumerado algunos consejos a continuación para ayudarlo a mantener su estómago saludable. Son los siguientes;

1. Coma una dieta saludable:

Coma alimentos ricos en fibra, como verduras, cereales integrales, frutas o cereales. La fibra inspira el camino del material sobre el sistema digestivo y asegura la estabilidad adecuada y la mayor parte de las heces. Lo mejor es comer no menos de 30 g de fibra por día, ya que es probable que un alimento estable que contenga fibra irónica reduzca el riesgo de enfermedad diverticular, cáncer de colon o enfermedad cardíaca. Además, coma frutas como fresas, aguacates, mangos y frutas secas como ciruelas pasas y pasas, ya que ofrecen la fibra y el apoyo necesarios para mantener el estómago limpio y en forma.

Lea consejos para tener pulmones saludables

2. Consumo de probióticos:

Si tiene úlceras estomacales y está tomando las pastillas, es muy importante que tome regularmente probióticos como yogur y kéfir. Características como el estrés, los antibióticos, la falta de sueño, las enfermedades, la mala alimentación y la selección del envejecimiento a veces pueden conducir a una irregularidad de los microbios gastrointestinales. Los probióticos juegan un papel importante en el mantenimiento del equilibrio de los microorganismos “buenos” en el tracto digestivo.

3. Beba mucha agua:

Debe beber mucha agua todos los días para mantener su sistema fuerte. Cuando su orina está limpia y sin olor, es un símbolo de que está recibiendo suficiente agua. Los beneficios del agua potable suavizan ciertos nutrientes, fomentan la producción de desechos en el sistema digestivo y ayudan a aflojar las heces.

4. Evite fumar:

Debe saber que fumar reduce la fuerza en el centro del esófago y el estómago, lo que hace que el ácido del estómago regrese al esófago o refluya, lo que puede provocar dolor abdominal y dificultades añadidas. Fumar también agrava las úlceras pépticas y la inflamación intestinal, y está asociado con el aumento del riesgo de muchas enfermedades.

Leer: Consejos para mantener su hígado saludable

5. Come una comida frecuente:

Coma comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día para mantener el equilibrio del azúcar en la sangre, el metabolismo acelerado y la vitalidad activa. También es beneficioso evitar sentirse insatisfecho después de la próxima comida, lo que puede conducir a comer porciones más grandes de dietas ricas en grasas que inhiben la absorción.

6. Ejercicio:

Apoyo de entrenamiento regular para ajustar la atmósfera del estómago al permitir que los alimentos pasen por el colon mucho antes, lo que también reduce la cantidad de agua en las heces. El ejercicio constante del corazón ayuda a fortalecer los músculos abdominales y también reduce el letargo al motivar a los músculos abdominales a empujar los rellenos digestivos hacia el sistema.

7. Evita la comida chatarra:

La comida chatarra es baja en fibra o nutrientes y, a menudo, alta en grasas saturadas, aditivos y sal, que son perjudiciales para el cuerpo, especialmente para el estómago cuando está bajo tensión. Así que evita comer papas fritas, hamburguesas, donas, pizza, etc.

Leer: Cómo tratar un hígado graso

8. Lidiando con el estrés:

El estrés o el nerviosismo excesivos pueden hacer que tu sistema estomacal se acelere, ya que la ansiedad puede empeorar algunas circunstancias, como el síndrome del intestino irritable o las úlceras pépticas.

Categorias:
Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.