Responsive Menu
Add more content here...

¿Cómo conseguir una piel luminosa en invierno?

Hay una oración: “debes destacarte en el frío para apreciar la belleza de un copo de nieve”. Aunque el invierno tiene su encanto gracias al chocolate caliente y los jerséis calentitos, no nos podemos ni imaginar los estragos que está causando en nuestra piel esta temporada. El clima fresco deja la piel seca y con picazón, mientras que el aire frío priva a la piel de su humedad natural. Este artículo analiza algunos consejos de cuidado de la piel para tener una piel radiante en invierno. ¡Así que profundicemos en este artículo para obtener más información!

Los 10 mejores consejos para el cuidado de la piel para una piel radiante en invierno:

La piel seca y con picazón en invierno puede ser bastante molesta. Aquí tienes una lista de algunos trucos y consejos que puedes incorporar a tu rutina para mantener tu piel radiante en invierno.

1. Mantente hidratado:

Uno de los consejos naturales para una piel radiante en invierno es mantenerse hidratado porque el aire es más seco en invierno, ya sea en interiores o exteriores. Por lo tanto, el agua se evapora rápidamente del cuerpo, por lo que beber agua es fundamental. También puede administrar los niveles de humedad de su hogar instalando un humidificador. Esto sin duda hará feliz a tu piel.

2. Usa agua tibia:

En invierno, cuando baja la temperatura, a muchos nos apetece darnos una ducha caliente. Pero evita las duchas calientes si amas tu piel. Las duchas calientes tienden a resecar la piel, por lo que es mejor usar agua tibia para lavarse la cara o incluso bañarse en invierno. Incluso después de usar agua de baño tibia, asegúrese de elegir cremas humectantes que contengan ceramidas y ácido hialurónico para evitar la sequedad y mantener intacta la barrera de humedad.

3. Protege tu piel:

Si sales en invierno, debes proteger tu piel del viento frío, la lluvia o la nieve. No olvides tu loción bronceadora; use guantes y gorros para mayor protección. Elija un protector solar con óxido de zinc o dióxido de titanio para proteger su piel de la dañina radiación UV. Así que elige un protector solar que contenga dióxido de titanio u óxido de zinc.

4. Elija productos para el cuidado de la piel que sean adecuados para su piel:

Nuestra piel reacciona de manera diferente en diferentes épocas del año, por lo que es necesario cambiar nuestros productos para el cuidado de la piel en consecuencia. La inclusión de productos suaves para el cuidado de la piel en su rutina de cuidado de la piel es clave para una piel sana y radiante en invierno. Para mantener la barrera de humedad natural de la piel, elija limpiadores que contengan humectantes.

Elija productos que contengan ceramidas, ácido hialurónico, glicerina y un suero humectante para ayudar a reparar la barrera de humedad de la piel, especialmente si tiene acné o granos. Para evitar la piel seca en invierno, evita mascarillas y exfoliantes faciales, lociones astringentes o cualquier producto que contenga alcohol.

5. No exfoliar la piel:

El peeling ayuda a eliminar las células muertas de la piel, asegurando una piel sana y radiante en invierno. Pero la exfoliación excesiva puede hacer más daño que bien porque la barrera de la piel ya está comprometida en climas fríos y secos. Exfolia suavemente tu piel si tienes la piel deshidratada. La exfoliación semanal es buena si tienes una piel mixta a grasa.

6. Crea una rutina diaria adecuada para el cuidado de la piel:

Ya sea complicado o simple, el cuidado diario adecuado de la piel es esencial. Independientemente de la temporada, el cuidado de la piel de rutina ayuda a eliminar la suciedad y las células muertas de la piel, manteniéndola saludable.

Aquí hay un procedimiento simple que puede seguir:

  • Limpia tu rostro dos o una vez al día. Preferentemente por la mañana y el segundo a la hora de acostarse.
  • Aplique crema humectante después de lavarse la cara para mantenerla húmeda durante todo el día. Al mismo tiempo, use una crema de noche o una crema hidratante fuerte para la noche.
  • Dado que la piel húmeda absorbe mejor la humedad, este tratamiento debe realizarse inmediatamente después de lavarse la cara.

7. No olvides tus brazos y piernas:

Durante el invierno, todos nos olvidamos de nuestros brazos y piernas, dejándolos secos. Pero en comparación con la piel de cualquier otra parte del cuerpo, la piel de las manos tiene menos glándulas sebáceas. Es por eso que nuestras manos son propensas a las grietas y la picazón ya que la humedad se escapa rápidamente de ellas. Por eso, antes de salir, no olvides humedecer tus brazos y piernas.

8. Evita usar ropa mojada por mucho tiempo

Usar ropa mojada puede irritar la piel. Si bien está bien jugar y caminar en la nieve, asegúrese de quitarse los calcetines, los guantes y los pantalones lo antes posible para reducir el riesgo de irritación.

9. Evita cualquier cosa que irrite la piel:

Cuidar tu piel se vuelve aún más esencial durante el invierno si tienes problemas persistentes en la piel como el eccema. En invierno, el clima frío puede causar síntomas porque la piel es frágil. Ya sea algo que esté usando o el producto que esté usando, evite cualquier cosa que pueda empeorar la condición de su piel. Por ejemplo, elige ropa de invierno hecha de algodón o lana de alta calidad para prevenir reacciones alérgicas.

10. Sigue una dieta equilibrada:

Seguir una dieta equilibrada es una de las formas naturales de tener una tez radiante en invierno. Incluya muchas verduras y frutas de temporada en su dieta. Las frutas como las frambuesas, las cerezas, las uvas y las fresas pueden proporcionarle a la piel antioxidantes y vitaminas que la mantienen saludable de adentro hacia afuera.

También puede agregar leche, jugos, ensaladas y sopas para mantener su piel saludable al proporcionarle a su cuerpo los nutrientes esenciales.

4 maneras rápidas y fáciles de tener una piel radiante en invierno:

Aquí hay una lista de algunos remedios rápidos y fáciles que puede probar para tener una piel radiante en invierno:

1. Yogur y miel:

El yogur y la miel son excelentes consejos caseros para ayudarte a lograr un cutis radiante en invierno. El yogur ayuda a aumentar la elasticidad de la piel al hidratarla y prevenir la pérdida de agua transepidérmica (1). La miel mantiene la elasticidad de la piel hidratando su superficie.

Ingredientes:

  • Una taza de yogur.
  • Una cucharada de miel.

Procedimiento:

  • Combine los ingredientes en un tazón.
  • Aplique suavemente la mezcla en las áreas afectadas,
  • Déjelo en la cara durante unos 15 minutos.
  • Usa agua tibia para enjuagarte la cara.

2. Miel y papaya:

La miel y la papaya son otro remedio casero para una tez radiante en invierno. Los antioxidantes de la papaya madura son antienvejecimiento (2), mientras que la miel aporta suavidad y flexibilidad a la piel, actuando como humectante (3).

Ingredientes:

  • Una cucharada de miel.
  • Una papaya madura.

Procedimiento:

  • Ralla las papas maduras en una pasta suave y combina la miel.
  • Aplique suavemente la mezcla uniformemente en la cara y el cuello.
  • Dejar en la cara durante unos 20 minutos.
  • Lávese la cara con agua tibia.

3. Vaselina:

Las excelentes propiedades de retención de humedad de la vaselina la convierten en un excelente humectante. También es mejor que otros humectantes naturales. Además, ayuda a prevenir la pérdida de humedad de la superficie de la piel, por lo que es el tip perfecto para una piel radiante en invierno (4).

Ingredientes:

  • Una cucharada de vaselina.

Procedimiento:

  • Aplique suavemente la gelatina de manera uniforme sobre las áreas afectadas de la cara y el cuello.
  • Para obtener buenos resultados, use vaselina una vez al día.

4. Leche y almendras:

Puede obtener una tez radiante en invierno en casa usando leche y almendras. Las almendras ayudan a restaurar el equilibrio de humedad de la piel ya que son ricas en compuestos bioactivos (5). La leche ayuda a la elasticidad de la piel, reduciendo la sequedad superficial.

Ingredientes:

  • Una o dos cucharadas de polvo de almendras.
  • De dos a tres cucharadas de leche fresca.

Procedimiento:

  • Ponga los ingredientes en un tazón y mezcle bien.
  • Aplique suavemente la mezcla sobre la piel seca.
  • Déjelo en la cara durante unos diez minutos.
  • Lávese la cara con agua limpia.

Cuidado: No use este remedio si es alérgico a la leche o los productos lácteos.

Resumen:

En invierno, nuestro cuerpo contrae las glándulas sudoríparas, las glándulas sebáceas y los vasos sanguíneos, lo que dificulta que la piel obtenga un acabado radiante y saludable. Sin embargo, los consejos mencionados en este artículo pueden mantenerlo radiante en invierno y son muy fáciles de aplicar. Siempre es necesario esforzarse al máximo para mantener nuestra piel hidratada y nutrida. ¡Así que no olvides hacernos saber si este artículo te resultó útil!

Categorias:
Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.