Responsive Menu
Add more content here...

¿Cómo aliviar los síntomas de la neumonía con remedios caseros?

¿Te preocupa un resfriado o una tos persistente? En momentos como estos, cualquier simple problema de salud puede parecer significativo. Si bien los remedios caseros para la neumonía no pueden ayudar a curar la enfermedad, pueden ayudarlo a controlar sus síntomas de manera efectiva. La neumonía es una condición médica que ocurre debido a la inflamación en los pulmones.

Este artículo presenta el mejor tratamiento casero para la neumonía que ayuda mucho a aliviar los síntomas, pero si los síntomas persisten o empeoran, consulte a su médico de inmediato.

Contenido:

Causas de la neumonía:

El sistema inmunitario juega un papel fundamental en la protección de nuestro organismo frente a las infecciones. Sin embargo, si sufre de infecciones virales o bacterianas, su sistema inmunológico se debilita, causando una enfermedad más grave (1). La inflamación es uno o ambos sacos de aire en los pulmones que causan neumonía. Algunas de las otras causas que causan esta condición de salud incluyen:

  • Afección pulmonar obstructiva crónica.
  • Gripe.
  • Infecciones bacterianas o fúngicas.
  • Inhalación de gases tóxicos.
  • Hábitos alimenticios poco saludables.

Síntomas de la neumonía:

La temperatura de su cuerpo alcanza más de 105.1 grados F si sufre de neumonía. Aquí hay una lista de síntomas a tener en cuenta si tiene esta condición de salud.

  • Disnea.
  • Dolor en el pecho.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Tos junto con mucosidad rosada.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolores musculares.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Convulsiones.

Los 12 mejores remedios caseros para la neumonía

1. Semillas de comino:

Uno de los sabores que agrega cosas en todos los hogares del mundo es el comino. Es una de las mejores opciones para el alivio de la neumonía en el hogar. Porque ayuda a desarrollar la inmunidad de su cuerpo con vitaminas como C, A y hierro para que pueda combatir las infecciones. (2)

Ingredientes:

  • Cuchara de broma.
  • Un trozo de jengibre triturado.
  • Dos vasos de agua.

Preparación:

  • Agregue dos tazas de agua y una cucharada de jeery al recipiente y caliéntelo.
  • Agregue jengibre triturado al agua hirviendo.
  • Apague la estufa y déjelo reposar durante unos minutos.
  • Drene el contenido en una taza y beba para aliviarse.

2. Kiwi:

El kiwi es una rica fuente de vitamina C que ayuda a acelerar la recuperación al aumentar la inmunidad. Puede ser un tratamiento natural para la neumonía ya que ayuda a combatir agentes extraños con la presencia de antioxidantes. (3)

3. Té verde:

El té verde se considera uno de los remedios a base de hierbas para la neumonía. Esto se debe a la presencia de virus y microorganismos que destruyen los compuestos que contiene. También es resistente al crecimiento adicional de cualquier infección.

Ingredientes:

  • Un vaso de agua.
  • Hojas de té verde.

Preparación:

Hervir un vaso de agua.

Agregue una cucharada de hojas de té verde al tazón.

Dejar unos minutos.

Escurrir las hojas, vertiendo la preparación en una taza.

Cuidado:

No se recomienda beber té verde con el estómago vacío.

4. Antibióticos:

Identificar el tipo de bacteria que puede causar neumonía es el primer paso para tratar esta afección. Tras identificar la bacteria y comprobar que la situación está bajo control, se te prescribe un antibiótico específico. Si sus síntomas persisten, su médico puede sugerirle un medicamento alternativo. Asegúrese de completar el tratamiento prescrito por su médico para que la condición no se repita.

Ver más: Remedios caseros para pilas

5. Té de fenogreco:

La alholva es una de las hierbas que tratan la neumonía al aliviar el dolor y la inflamación que causa esta condición de salud al descomponer la mucosidad. También ayuda a eliminar toxinas dañinas del cuerpo. Refresca tu cuerpo con una taza de té de fenogreco. (4)

Ingredientes:

  • Una cucharada de semillas de fenogreco trituradas.
  • Dos vasos de agua.
  • Miel al gusto.

Preparación:

  • Hervir agua en un recipiente
  • Agregue una cucharada de semillas de fenogreco trituradas.
  • Cubra el recipiente con una tapa y déjelo reposar durante unos minutos.
  • Escurrir el contenido en una taza.
  • Agregue miel y bébalo.
Cuidado:

Asegúrese de no ser alérgico a las semillas de fenogreco antes de comenzar a usarlas.

6. Pasta de ajo:

El ajo proporciona un tratamiento natural para la neumonía gracias a sus propiedades naturales que matan las bacterias que causan la neumonía. La alicina es un aminoácido liberado del ajo machacado que contiene antioxidantes que son beneficiosos para reducir la inflamación en nuestro cuerpo. También ayuda a combatir las infecciones con sus efectos antibacterianos y antivirales. Intente agregar ajo a su comida para obtener los beneficios. (5)

7. Semillas de sésamo:

Las semillas de sésamo se pueden encontrar en casi todos los hogares indios y actúan como un excelente remedio casero para la neumonía. Actúa como expectorante natural, eliminando las flemas y aliviando los síntomas de la neumonía.

Ingredientes:

  • Una cucharada de semillas de sésamo.
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  • Hervir un vaso de agua junto con una cucharada de semillas de sésamo.
  • Escurrir el contenido en una taza.
  • También puede remojar previamente las semillas de sésamo durante unas horas para que los nutrientes del agua entren en el agua y la beban.

8. Jugo de espinacas:

La espinaca, junto con otras verduras de hoja, actúa como un remedio natural para la neumonía. Puede combatir los agentes infecciosos en tu organismo gracias a los antioxidantes que contiene. Puede hacer jugo mezclando frutas como una manzana y no solo jugo de espinacas.

Ingredientes:

  • Dos tazas de espinacas picadas.
  • Un tallo de apio.
  • Una manzana hueca y picada.
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  • Lave la espinaca picada, el apio y la manzana.
  • Agrega los ingredientes a la licuadora junto con un vaso de agua.
  • Revuelva el contenido hasta que se forme una pasta suave sin grumos.

9. Caldo potásico:

El alto contenido de potasio en ingredientes como el apio, la zanahoria, el perejil, el ajo y el rábano se denomina caldo de potasio, que es uno de los grandes remedios caseros para la neumonía.

Ingredientes:

  • Dos rábanos.
  • Cuatro ajos picados.
  • dos zanahorias
  • Dos tallos de apio.
  • Dos pizcas de perejil.
  • Un poco de agua en el recipiente.

Preparación:

  • Pele todas las verduras y lávelas bien.
  • Toma un recipiente y llénalo con agua para sumergir todas las verduras.
  • Agregue verduras, un poco de sal y jengibre al tazón.
  • Cocine a fuego lento durante dos o tres horas.
  • Tu caldo está listo.
Cuidado:

Las personas con problemas cardíacos preexistentes deben evitar este caldo, ya que el exceso de potasio puede ser dañino.

Ver más: Tratamiento del hígado graso Remedios caseros

10. Jugo de zanahoria:

La presencia de grandes cantidades de vitamina A convierte a la zanahoria en uno de los vegetales que ayudan a mantener la integridad de la mucosa respiratoria. Es un excelente remedio para la neumonía casera. Los antioxidantes presentes en las zanahorias ayudan a curar el tejido dañado en los pulmones.

Ingredientes:

  • Dos o tres zanahorias grandes.
  • Una cucharada de pimienta.
  • Pizca de sal.
  • Vaso de agua.

Preparación:

  • Picar las zanahorias y lavar bien.
  • Agregue las zanahorias a la licuadora junto con el agua, la pimienta y la sal.
  • Revuelva el contenido hasta que se forme una pasta suave.
  • Añade un poco más de agua para que siga funcionando.

11. Cúrcuma:

Las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma la convierten en un remedio natural para la neumonía y el dolor que provoca. Las propiedades antimicrobianas y antioxidantes de la cúrcuma tienen un efecto beneficioso sobre el organismo. Puede usar la cúrcuma para cocinar todos los días, así como la vaporización para aliviar la opresión en el pecho. (6)

12. Jengibre:

La raíz de jengibre es uno de los mejores tratamientos naturales para la neumonía porque tiene un efecto antiinflamatorio natural en el cuerpo. La tos constante puede causar dolor en el pecho, y el té de jengibre puede aliviar estos problemas, dándote una sensación de alivio. (7)

Ingredientes:

  • Raíz de jengibre triturada.
  • Un vaso de agua.
  • Una cucharada de miel al gusto.

Preparación:

  • Hervir un vaso de agua en un bol y añadir la raíz de jengibre.
  • Apaga la estufa y cubre el recipiente con una tapa.
  • Dejar unos minutos.
  • Vierta el contenido en una taza, agregue la miel y mezcle bien.

Ver más: Remedios naturales para el dolor de garganta

Alimentos para la neumonía:

Alimentos para comer:

Agregar ciertos alimentos a su dieta ayuda a controlar los efectos de la neumonía en el cuerpo. Ayudan a combatir infecciones en el cuerpo fortaleciendo el sistema inmunológico. Esta dieta, junto con los medicamentos recetados por su médico, lo ayudarán enormemente. Aquí tienes una lista de productos que puedes incluir:

  • Cereales integrales como quinua, avena, cebada, arroz integral.
  • Alimentos ricos en proteínas como carnes blancas, nueces, semillas, frijoles y pescados como sardinas, salmón.
  • Verduras de hojas verdes como la espinaca, la lechuga y la col rizada.
  • Frutas cítricas como kiwi, naranjas, arándanos.
  • probióticos

Los alimentos que deben evitarse:

Junto con la comida, puede agregar productos que deben evitarse para tratar la neumonía de manera efectiva. Aquí hay una lista de alimentos a evitar:

  • Cortar carnes como tocino, jamón.
  • Demasiada sal.
  • Vegetales crucíferos.
  • Lácteos.
  • Alimentos fritos.
  • Bebida gaseosa.
  • Comida agria.

Es imposible curar completamente la neumonía con la ayuda de remedios que se pueden probar en casa. Con un poco de dieta adecuada, medicamentos de su médico y remedios caseros para la neumonía, puede reducir significativamente su impacto en el cuerpo. Si bien estos remedios no tienen efectos secundarios graves, siempre es mejor consultar con su médico antes de probar cualquiera de estos remedios.

Reserva: La información de este artículo es una sugerencia y no un reemplazo de un plan de tratamiento aprobado por un médico. El sitio no es responsable de los efectos secundarios que pueda tener en su cuerpo.

Preguntas frecuentes:

1. ¿Puede la neumonía propagarse entre sí?

A: Las bacterias, los virus o las infecciones fúngicas en los pulmones causan neumonía. Algunos tipos de neumonía son contagiosos y pueden propagarse rápidamente de persona a persona. Aunque expuestos a estos gérmenes, no todos desarrollarán neumonía.

2. ¿Cuántas etapas tiene la neumonía?

A: Hay cuatro etapas de neumonía por las que pasa su cuerpo:

  1. Etapa I: aparece dentro de las 24 horas posteriores a la exposición a la bacteria que causa la neumonía.
  2. Etapa II: También llamado hepatitis rojase necesitan de dos a tres días para llegar a esta etapa.
  3. Etapa III: Esto es hepatitis gris esto toma de dos a tres días después del paso dos. Esta etapa es avascular.
  4. Etapa IV: La recuperación completa ocurre cuando una persona experimenta la digestión enzimática gradualmente.

3. ¿Es seguro volver al trabajo con neumonía?

A: Mejor prevenir que lamentar. Espere hasta que todos los síntomas hayan desaparecido y la temperatura vuelva a la normalidad. Tenga cuidado de no excederse en su trabajo, incluso si comienza a sentirse mejor. Pregúntele a su médico si no está seguro, ya que regresar al trabajo demasiado pronto podría hacer que su neumonía regrese.

Categorias:
Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.